¡Cuidá tus pestañas naturales!

¿Cómo lucen tus pestañas hoy? Sabemos que el sueño de toda mujer es tener las pestañas más hermosas, por eso te damos algunos consejos para que puedas lograrlo sin tener que recurrir a pestañas artificiales. ¡No te pierdas esta nota ideal para vos!

Todas las mujeres soñamos con tener las pestañas largas y bonitas debido a que esto ayuda a realzar la mirada y la belleza del rostro. Pero además, nuestras amadas pestañas cumplen el rol de proteger los ojos de elementos externos. Por tal motivo, si queremos mantenerlas sanas y fuertes debemos cuidarlas y evitar ciertos hábitos que pueden provocar una caída prematura o debilitarlas por completo.

Para lucir unas pestañas fuertes es importante tratarlas con mucha suavidad. Por ejemplo, al aplicar la máscara de pestañas debes hacerlo despacio, sin presionar y con delicadeza, de esta forma evitarás arrancar o romper tus pestañas naturales. Te sugerimos que te tomes tu tiempo para hacerlo y lograrás un mayor cuidado. Elegí una buena máscara de pestañas: las fórmulas con colágeno o elastina son las mejores ya que favorecen al crecimiento de las pestañas.
No te olvides de peinar tus pestañas. Un cepillado diario favorecerá al crecimiento del vello y logrará que se vean más sanas y fuertes. La forma ideal de peinarlas es de abajo hacia arriba empezando por la raíz hasta el extremo. (Tip extra: ¡Conseguí un peine específico para pestañas!). También podés aplicar un aceite de almendras para nutrirlas y darle más fuerza aún.
Un paso fundamental es desmaquillarte siempre y sin excusas. Tomá como rutina diaria quitar tu rímel antes de dormir. ¡Pero cuidado! A la hora de limpiarte, hacelo con suavidad, en caso contrario podrías dañar tus pestañas si lo realizas con mucha fuerza. Lo ideal es aplicar tu desmaquillante con un algodón y retirar toda tu pintura sin frotar bruscamente.
Un último consejo es la “hidratación”: así como nutrimos nuestra piel, las pestañas también lo necesitan para crecer mejor. Podés aplicar un aceite o una crema para pestañas con un hisopo o simplemente con tus propios dedos. ¡Siempre con muchísimo cuidado y delicadeza!
Cuidá tus pestañas todos los días para que duren mucho más tiempo en tus ojos y se vean hermosas siempre.