Tu piel llena de vida

Para que la piel del rostro se vea espléndida es necesario que esté cuidada y sana. Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo tratarla adecuadamente para que esto suceda. Por tal motivo, tenemos algunos consejos para que lleves a cabo desde el momento que te levantás hasta que te vas a dormir. ¡No dejes de leer esta nota!

Comenzá el día limpiando tu cara con una crema o loción de limpieza. Las toallitas húmedas de limpieza son muy prácticas, pero su uso excesivo puede resecar tu piel, es decir, podés usarlas pero con moderación. Después, utilizá un tónico para refrescar y revitalizar el piel. Muchas veces nos salteamos este paso, pero tené en cuenta que es un procedimiento esencial para eliminar las impurezas del rostro y además, este producto le brinda un toque de frescura a tu rostro.

Luego de esto, humectá tu piel con alguna crema que contenga protección de antioxidantes contra los radicales libres causados por el sol (por más de que el día esté nublado, siempre es importante proteger la piel de los rayos UV). Tené en cuenta utilizar una crema de día que se adapte a tu tipo de piel y sea de buena calidad.

No te olvides de estos tres pasos fundamentales de rutina de belleza: limpiar, tonificar y humectar.

Por la noche, además de limpiar tu piel con una crema o loción, lavate la piel con agua tibia (recordá que el agua caliente sólo logra secar tu piel). Este paso es importantísimo ya que mientras dormís la piel debe respirar, por lo tanto, se necesita eliminar todos aquellos residuos que impidan esto, como por ejemplo el maquillaje o el polvo de todo el día. Entonces, considerá como regla de oro: “limpiar el cutis antes de dormir”.

Por otra parte, para mantener una piel cuidada, podés realizar un tratamiento de exfoliación cada quince o veinte días. Elegí un buen producto que no dañe tu piel y a la hora de aplicar la crema, hacelo siempre con suavidad sin raspar ni irritar tu piel. Luego, podés quitar el producto con una esponja suave y un poco de agua fría.

Si bien estos consejos son esenciales para tener una piel perfecta, no te olvides de mantenerte hidratada y consumir comida sana para ayudar a tu cutis a lucirse más saludable.